Anteproyecto de Ley de protección y derechos de los animales

7 octubre 2021

anteproyecto_ley_proteccion_derechos_animales.png

La futura norma del Ministerio de Derechos Sociales prevé que sea necesarios varios aspectos en cuanto a protección animal como por ejemplo:

realizar cursos de formación a quién quiera tener un perro, identificar a todas las mascotas, 

castigar el hecho de dejar sin supervisión a cualquier animal de compañía durante tres días consecutivos y, en el caso de la especie canina, este plazo no podrá ser superior a 24 horas consecutivas, 

prohibir el tiro al pichón y el adiestramiento y uso de animales para peleas y riñas con otros animales o personas, 

prevé prohibir la venta de mascotas en tiendas, elimina el listado de canes potencialmente peligrosos 

y establece un registro de personas inhabilitadas para tener animales de compañía.

En la actualidad, un animal de compañía abandonado va a vivir o morir dependiendo de la comunidad autónoma en la que esté. En Madrid o Cataluña, por ejemplo, va a salvarse, pero en Andalucía puede ser sacrificado.

El anteproyecto de ley de protección y derechos de los animales, en información pública desde hoy, quiere cambiar esto y crea un marco común que ponga fin a las disparidades que propicia la existencia de 17 leyes autonómicas diferentes y a los comportamientos que dañan a los animales de compañía. La norma se dirige a las mascotas y deja fuera a las especies de producción de alimentos u otros ejemplares de origen animal —aunque se tenga solo uno—, a la ganadería y la tauromaquia. Entre las medidas más aplaudidas, se encuentra la prohibición de sacrificar a los animales a no ser por una causa justificada; el veto al uso de fauna salvaje en los circos; la creación de un registro de personas inhabilitadas para su tenencia, o el fin de la venta de mascotas en tienda. Otros puntos del texto generan más polémica, como la obligación de esterilizar a las mascotas si conviven varios ejemplares de distinto sexo que se puedan reproducir.

El objetivo de la ley es alcanzar el sacrificio cero, un escenario imposible si existe abandono —una estimación de la federación de asociaciones protectoras FAPAM calcula que se abandonan al año unos 300.000 perros y gatos—, lo que propicia eutanasias sin estar justificadas a los 20 o 25 días de que los ejemplares lleguen a la perrera si nadie los adopta. En España hay más de 13 millones de animales de compañía registrados e identificados, a los que hay que sumar otros 6,5 millones que no están controlados de forma oficial, indica el texto elaborado por la Dirección General de Derechos de los Animales, que depende del Ministerio de Servicios Sociales. Se espera que la ley entre en vigor el 1 de enero de 2023.

Perros no más de 24 horas solos

La eutanasia solo se producirá si está justificada, con el único fin de evitar el sufrimiento del animal y bajo control veterinario. Nada más. Está prohibido en centros de protección animal, públicos o privados; y en clínicas veterinarias o zoológicos por otros motivos a los contemplados en la ley, como pueden ser las cuestiones económicas, carencia de plazas, abandono del dueño… Nacho Paunero, presidente de la protectora El Refugio, considera una “decepción” la forma en la que está redactada esta parte del texto, porque considera que “se va a convertir en coladero para el sacrificio al aparecer como motivo de muerte las enfermedades incurables”. “Hay perros que pueden vivir con una leishmaniosis, que es incurable”, concreta.

Tampoco se podrá emplear a fauna salvaje en los circos, una medida menos restrictiva que la de ciertas autonomías que ya añaden a cualquier tipo de animal, no solo a leones o elefantes. “Se trata de una ley de mínimos obligatorios, a partir de ahí los gobiernos regionales podrán especificar más”, explica Sergio García Torres, director general de Derechos de los Animales. Los seres vivos desaparecen también de las atracciones de ferias y se acabó el dejarlos de forma permanente en terrazas, trasteros, sótanos o vehículos o sin supervisión tres días consecutivos. En el caso de los perros, el plazo no puede superar las 24 horas. Los perros pastores o los que vigilen fincas o empresas pueden estar supervisados con tecnología GPS o con cámaras de videovigilancia.

Registro de personas inhabilitadas para tener animales

Se creará un registro estatal donde se inscriba la identidad de las personas físicas o jurídicas, inhabilitadas penal o administrativamente para el ejercicio de profesión, oficio o comercio relacionado con animales, así como para la tenencia de animales. “No se trata de crear una lista negra”, asegura García Torres. Hasta ahora, no se cruzaban las inhabilitaciones administrativas que se producían en las comunidades autónomas: “Nosotros vamos a interconectar los registros y de esa forma si una persona va a inscribir a un perro a un veterinario, el sistema no te lo permitirá”, concreta. “Se trata, sobre todo, de evitar que si un profesional como un veterinario está inhabilitado durante ocho años, pueda ejercer en ningún lugar de España”, añade.

Cría profesional y prohibida la venta de mascotas en tiendas

Todos los animales de compañía, excepto los peces, desaparecerán de las tiendas de mascotas: ni perros, ni pájaros, ni conejos…, y solo se pueden comprar ejemplares a los criadores oficiales. De esa forma se garantizará la identificación individual del animal y su trazabilidad. La Dirección General de los Animales pretende eliminar así a los criadores piratas o ejemplares importados de los países del Este en unas condiciones que se desconocen. “Que nadie se asuste”, puntualiza García Torres, “para ser criador solo es necesaria una formación básica en bienestar y salud animal”.

Adiós al listado de perros peligrosos y esterilización obligatoria

El listado de perros potencialmente peligrosos, compuesto por siete especies de canes, desaparecerá. Si sale adelante la modificación que pretende la ley de bienestar animal, prevalecerá la conducta del can, no la raza a la que pertenezca. Todos los perros tendrán que pasar una prueba de validación para saber si el animal es de manejo especial o no. Nuria Menéndez de Llano, directora del Observatorio Justicia y Defensa Animal, considera este punto complicado de aplicar, porque “si ya muchas de las personas que prefieren este tipo de razas no cumplen con los requisitos de tenencia responsable, ni los esterilizan, ni los pasean con bozal y correa, ¿cómo van a pasar un test de sociabilidad?”.

Una de las medidas más polémicas es la obligación de esterilizar a machos o a hembras si conviven para evitar “el porcentaje altísimo de camadas accidentales que existen”, que se acaban abandonando o matando. José Miguel Doval, portavoz de la Real Sociedad Canina de España, considera la esterilización obligatoria una medida demasiado radical y complicada de llevar a la práctica. “No sé hasta qué punto se puede obligar a someter al perro a una intervención médica y para ciertas razas puede significar una disminución [del número de ejemplares] en el largo plazo”, asegura.

Evacuar a los animales en caso de catástrofe

En el incendio de Ávila de agosto o en la erupción del volcán de La Palma, una de las escenas que más se repiten es el salvamento de animales. La nueva ley obliga a que los planes de emergencia de las comunidades autónomas concreten cómo se los va a evacuar, cuántos animales son o dónde se encuentran. “En Ávila, ayudamos facilitando al Gobierno regional los registros de los núcleos zoológicos de la zona, tanto de compañía como de producción, y en La Palma hemos conseguido incluir a dos veterinarios que acompañan a los bomberos”, indica Sánchez Torres. “Se trata de generar herramientas a las que puedan tener acceso y que les ayuden en esos momentos”, puntualiza.

Fuente: Esther Sánchez. El País.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *